El huevo, los secretos que esconde su estructura.

El huevo, los secretos que esconde su estructura.

En Grupo Rujamar pensamos que para poder garantizar la máxima calidad y seguridad de nuestros productos, es fundamental la labor del departamento de Calidad a la hora de realizar un análisis exhaustivo de la estructura y composición de cada huevo, ya que el huevo en sí, está diseñado para proteger al embrión de la contaminación exterior y del crecimiento bacteriano a través de una serie de barreras físicas y químicas, según afirma el Instituto de Estudios del Huevo. 

  • Se consideran barreras físicas la cáscara y cutícula, las membranas testáceas (de la cáscara), la densidad y estructura de la clara y la membrana exterior de la yema (membrana vitelina).
  • Y las barreras químicas los compuestos antibacterianos del albumen (lisozima, fosvitina), su pH (alcalino, 9,5), las moléculas que secuestran cationes, proteínas y vitaminas, así como las que tienen efecto antienzimático (antitripsina).

Con más detalle, realizamos un corte transversal de un huevo para diferenciar sus partes:

1. Yema del huevo (óvulo) 

Es la parte central y anaranjada del huevo. Supone entre un 30 a un 33% del peso del huevo y está constituida por múltiples capas de vitelo blanco y amarillo, un disco germinal, una membrana vitelina y látebra. Contiene las células germinales, donde se produce la fecundación y después el desarrollo embrionario. Este proceso es posible gracias a la gran riqueza de nutrientes de la yema.

2. Clara o albumen 

Supone un 60% aproximadamente del total del peso del huevo. Se compone de 4 capas que forman el llamado “saco albuminoideo”, cuya función es proteger a la yema: capa fina interior fluida, capa intermedia densa, capa gruesa fluida y capa fina exterior densa

3. Membranas testáceas (interna y externa) 

Están en la cara interna de la cáscara, y son un 3% aproximadamente del peso del huevo. Son parte de las barreras defensivas del huevo contra la contaminación. La membrana interna es más fina que la externa.

4. Cáscara 

Supone un 9% del peso del huevo y se compone de carbonato cálcico (94%), carbonato magnésico (1%), fosfato cálcico (1%) y materia orgánica (4% de proteína). Su color depende de la presencia de un pigmento compuesto por ovoporfirinas, ligado a la raza de la gallina. En su superficie hay numerosos poros (entre 7.000 y 15.000) que facilitan el intercambio gaseoso entre el interior y el exterior del huevo.

5. Cutícula 

Es la capa proteica de queratina que cierra los poros, aunque permite el intercambio gaseoso (salida de CO2 y de vapor de agua y entrada de O2).

6. Cámara de aire

Es el espacio que se forma por contracción del albumen tras la puesta y fuerza la separación de las membranas. Aumenta con la edad del huevo, las pérdidas de CO2 y de vapor de agua.

Después de mostraros las principales partes del huevo y en nuestro compromiso y preocupación por la Seguridad y Calidad Alimentaria, el departamento de Calidad de Grupo Rujamar cuenta con un laboratorio interno y el apoyo de varios laboratorios externos debidamente acreditados, para realizar un análisis de todas las partes del huevo antes de su expedición al cliente final.

Además te invitamos a conocer nuestros certificados de Calidad a través del siguiente enlace:

Nuestros sistemas de Calidad y Seguridad Alimentaria

 

Grupo Avícola RUJAMAR

    Nos ayudas a construir un mundo mejor?

Huevo, el aliado para nuestro sistema inmunitario

Huevo, el aliado para nuestro sistema inmunitario

Para mejorar nuestro sistema inmunitario no es necesario introducir alimentos exóticos, es sencillo… como el huevo. Los alimentos que siempre nos ha dado la tierra son tus mejores aliados como frutas, verduras, carnes, legumbres, pescados, aceite de oliva virgen extra, y por supuesto, huevos ecológicos bien producidos. Suma a esta fórmula una rutina de ejercicio (puede ser una sencilla en casa), dormir al menos 8 horas, y evitar el alcohol y el tabaco… y tus defensas estarán preparadas.

Además ¡Te contamos nuestros consejos para aumentar tus defensas frente al coronavirus y otras enfermedades infecciosas!

1- Vuelve al origen: consume huevos frescos y bien producidos para aumentar las defensas de tu organismo

Como hemos indicado más arriba, el coronavirus (como la mayoría de los virus) puede afrontarse reforzando al máximo nuestro sistema inmunológico gracias al consumo de alimentos frescos producidos de la forma más natural posible.  La distancia social y las medidas de higiene importan, y mucho. Pero es fundamental que tu organismo esté fuerte.

La Sociedad Internacional de Inmunonutrición recomendó  llevar una dieta basada en antioxidantes para reforzar el sistema inmune a fin de que la población pueda hacer frente al Covid. Por ello, los huevos ecológicos y camperos frescos producidos por gallinas que pastan al aire libre son riquísimos en antioxidantes y nutrientes. En su composición figuran el lumicromo, la lumifalvina, el triptófano, la tirosina, la zeaxantina y la luteína, todos ellos antioxidantes con propiedades muy beneficiosas para la salud.

2- Aporta a tu cuerpo las vitaminas del huevo: son el motor para los glóbulos blancos

Y la mejor manera de consumirlas no es a través de suplementos vitamínicos, sino mediante los “súper alimentos, o sea, aquellos que contienen las grandes vitaminas que nos brinda la naturaleza, como los huevos ecológicos o huevos camperos. En el caso de este alimento, los nutrientes se encuentran tanto en la yema como en la clara del huevo. Por eso es recomendable consumirlo completosin separar una de la otra.

De hecho, el huevo ecológico o campero en su conjunto contiene un alto porcentaje de vitamina Atodas las vitaminas del grupo B (tiamina o B-1, riboflavina o B-2, niacina o B3, ácido pantoténico o B5, piridoxina o B6, biotina o B7/H, y ácido fólico o B9, y colina), así como vitaminas D, K y E. ¡Una verdadera bomba de vitaminas y recuerda que la vitamina A ayuda en la regulación del sistema inmune y en la respuesta de los anticuerpos frente a virus y bacterias!

3- ¿Lo sabías? Esto va de madres a hijos…

Otra de las grandes bondades del huevo campero o ecológico es que es un alimento que cuenta con anticuerpos transferidos de la gallina. A este fenómeno se denomina inmunidad pasiva materna; en humanos se da entre madre e hijo a través de la placenta, especialmente en el tercer trimestre de embarazo, y también mediante la leche materna.  Es decir, al igual que la madre puede pasar parte de sus anticuerpos al hijo, la gallina lo hace al huevo.Y lo interesante es que el huevo, a su vez, puede transferir inmunidad pasiva a los mamíferoscomo los humanos.

Ya hay estudios clínicos que demuestran que distintas infecciones bacterianas, como por ejemplo el Helicobacter pylori,  se reducen si se administran anticuerpos del huevo (también se denominan IgY).

4- ¡No olvides mineralizarse! El huevo es un alimento rico en zinc y selenio.

¡Hace falta mineralizarse! Los expertos aseguran que el zinc y el selenio son dos de los minerales imprescindibles para prevenir una infección.

La carencia de zinc afecta en especial al sistema inmune. El motivo es que los glóbulos blancos encargados de la defensa del cuerpo (los famosos “policías”) se multiplican a gran velocidad si detectan un virus o bacterias, pero sólo si cuentan con la cantidad de zinc necesaria. El papel del selenio tampoco es menor. Hace relativamente pocos años se tenían muchas reservas hacia este mineral, pero hoy día se le atribuyen notables beneficios para la salud, desde funciones antioxidantes y de regulación hormonal hasta efectos anti cancerígenos constatados.

Debemos concentrarnos en alimentos que aporten este mineral, el arroz integral, el marisco, la carne de pollo, el atún, los ajos, los champiñones, además de los huevos ecológicos y camperos Rujamar son los alimentos más ricos en selenio.

Y como ves, el huevo es un gran aliado para tu sistema inmunitario y te ayudará a conseguir una salud inmejorable.

Grupo Avícola RUJAMAR

    Nos ayudas a construir un mundo mejor?