Fuente: eldiario.es

En primer lugar la ley dice que para que un huevo pueda anunciarse como «ecológico» en su etiquetado, debe poseer una certificación, previa auditoría por una empresa acreditada, otorgada por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación)

En Grupo Avícola RUJAMAR, nos esforzamos cada día para que nuestras aves ecológicas se desarrollen en las mejores circunstancias, dotandolas de amplios espacios naturales y esmerado cuidado en su alimentación.

Requisitos para ser un huevo ecológico

  • La producción ecológica está ligada al suelo y no se hace en jaulas ni en espacios elevados sino que debe existir un terreno donde se desarrolle la explotación.
  • Limita  el empleo de productos químicos sintéticos, aunque no los prohibe. Existe un listado de productos autorizados que de todas formas es bastante breve
  • Se exige un espacio de cuatro metros cuadrados por gallina en el terreno al aire libre fuera de la nave . Esto arroja una población límite de 2.500 gallinas por hectárea, lo que limita bastante el rendimiento de la explotación, si bien redunda en una mayor calidad de vida de las gallinas. Para aclararnos, no es que cada gallina tenga solo cuatro metros cuadrados para poder moverse sino que la cifra hace referencia a la densidad poblacional. Esta es una de las razones de que los huevos ecológicos sean más caros, pues se obtiene menos rentabilidad por metro cuadrado.
  • Cuando estén en las naves, la densidad máxima no puede superar las seis gallinas por metro cuadrado, de nuevo limitando la rentabilidad pero asegurando el bienestar.
  • El alimento de las aves deben ser materias primas naturales que procedan de la agricultura ecológica, aunque pueden haber tenido algún tipo de tratamiento, siempre por sistemas sostenibles.
  • Las aves tienen que tener ocho horas de oscuridad ininterrumpida, ya sea dentro de la nave o  en el espacio en el que vivan.
  • El acceso desde la nave donde se refugien y pasen la noche a la zona de tierra debe ser libre, y dicha zona tiene que tener hierba que les permita desarrollar su actividad natural.
  • La granja ecológica debe situarse lejos de las grandes ciudades o a una distancia considerable. Tanto como para asegurarse de que el aire sea puro.
  • Todas las gallinas que formen parte de la granja ecológica, deben provenir a su vez de madres que habitaron en las mismas condiciones.

Grupo Avícola RUJAMAR

        Nos ayudas a construir un mundo mejor?